Patrones

El uso de letras de alfabetos de diferentes partes del mundo; su repetición meditativa y la ruptura del ritmo con la introducción de pequeñas modificaciones de las formas o el grosor dan como resultado composiciones bellas y sugerentes, extrañas o hipnóticas. La cuestión es parar. Parar la mente.